domingo, octubre 15, 2006

Continuan las incertidumbres en torno al EEES

No se puede retrasar más la creación de una Mesa de Estudiantes, en la que Gobierno y representantes y asociaciones estatales de los estudiantes debatan sobre la reforma de la LOU y la reorganización de las enseñanzas universitarias. No se puede obviar la opinión de los estudiantes sobre este proceso, ya que son los principales interesados.

En relación a la próxima reforma universitaria, anunciada por la Ministra de Educación y Ciencia, cabe recordar que la adaptación del sistema universitario español al Espacio Europeo de Educación Superior requiere de un impulso de cambio en las universidades, un cambio en el modelo de universidad que busque la calidad con equidad, que apueste por un nuevo modelo de gestión, y por una nueva concepción de la enseñanza, que sea flexible, centrada en el alumno, que garantice su formación crítica y profesional, que refuerce la igualdad de oportunidades y que revierta en el crecimiento productivo del país.

Esta nueva configuración de las enseñazas conlleva la elaboración de un nuevo conjunto de enseñanzas, homologable con Europa, flexible y atractivo.

Porque es el futuro de las universidades españolas, animo a todos los estudiantes universitarios a que participen en este proceso de forma constructiva y a que presenten de forma directa al Gobierno sus inquietudes y propuestas, para que el proceso empiece a completarse con éxito, y la nueva universidad nazca con el consenso y la participación de los estudiantes y de toda la comunidad universitaria.

Ahora nos toca opinar a nosotros, los estudiantes. No podemos callarnos. Debemos responder con propuestas concretas. Pedimos la palabra y queremos debatir de tú a tú. Tenemos que contribuir al cambio en el modelo universitario, y a que la nueva organización de las enseñanzas y su estructura sea racional, porque todos podemos decir qué queremos hacer, y cómo queremos hacerlo.

Aquí va una primera aportación al debate presentando las siguientes propuestas:

* La reorganización de las enseñanzas, tiene que elaborarse de acuerdo a criterios de racionalización. Muchos títulos, muchos nombres, no son garantía de mejor organización.

* Todas las disciplinas y títulos actuales son válidas, y tienen que encontrar un espacio en los nuevos títulos de Grado, a través de la conformación de unos itinerarios que garanticen su presencia en el mismo Grado, sin perjuicio de la posterior especialización a través de los Másteres, tal como el MEC propone ahora y desde Aula Joven ya propusimos en su día. La autonomía universitaria tiene que hacer posible la conjunción de todos esos factores para que la nueva estructura recoja todas las enseñanzas actuales, adaptadas, renovadas, flexibles y homologables con Europa, unas enseñanzas que contribuyan a que el objetivo de formar ciudadanos y profesionales se cumpla. En cuanto a la estructura de las enseñanzas, se debe garantizar el prestigio social y la validez real, académica y profesional, del título de Grado, y la flexibilidad a la hora de acceder a los Másteres y Doctorados.

* La homologación con Europa posibilitará la libre circulación de los titulados y la movilidad ciudadana en el seno de un marco comparable y homologado de perfiles profesionales. Los nuevos títulos tienen que responder a estos perfiles, como lo hacen los actuales. Las nuevas enseñanzas no pueden dejar fuera del sistema ningún perfil profesional.

* Por eso, los intereses colectivos y la amplitud de miras en pro del beneficio común se han de imponer a las posturas encorsetadas o a las visiones parciales.

* Para garantizar la igualdad de oportunidades y la cohesión social y territorial, y para fomentar la movilidad hay que prever un sistema de becas y ayudas al estudio dotado, con más becas y de mayor cuantía, para acercarnos al 40 % de alumnos becados, tal como señala la media europea. El acceso a las nuevas titulaciones, sobre todo a los estudios de Postgrado, tiene que quedar garantizado mediante un sistema de becas y ayudas potente y bien dotado, para que la igualdad de oportunidades se cumpla en toda su dimensión y para que los estudiantes se matriculen de acuerdo a sus preferencias y estudien lo que desean y no por una obligación tácita impuesta por falta de apoyo.

*El Estado tiene que posibilitar que estudiantes provenientes de las capas sociales bajas y medias puedan acceder a estudiar un Máster o estudios de Doctorado con total normalidad.

*No podemos cometer ahora los errores del pasado. Los nuevos títulos tienen que responder a las necesidades reales, sociales y de los estudiantes, tal como se decía anteriormente. En ningún caso, el origen del nuevo mapa puede estar sujeto a los intereses parciales del profesorado de algunos departamentos, más preocupado por colocarse su carga docente y mantener su estatus en la universidad que por contribuir de forma activa a tener un sistema ágil y útil para los estudiantes y para la sociedad, y no consentiremos que para ello boicoteen este proceso intentando manipular a los estudiantes.


Para finalizar, mostrar mi preocupación porque la Ministra aún no nos ha aclarado si rectificará su propuesta de que los postgrados y másters otorguen competencias profesionales en lugar de ser simplemente especializaciones, contrario a lo que defendíamos el anterior Secretario de Estado de Universidades y los estudiantes. Además, seguimos preocupados por saber qué va a ocurrir con los actuales titulados, cómo se van a equiparar las diplomaturas y licenciaturas con los títulos del EEES, cómo se va a garantizar que los titulados actuales puedan acceder a los futuros títulos sin echar por la borda los cursos académicos cursados en el actual sistema, etc. Y queremos que, cuanto antes, Mercedes Cabrera, se comprometa con los estudiantes, como hizo el anterior equipo ministerial de este Gobierno, a que se revisará la mala distribución actual de las competencias profesionales que dan, por ejemplo, las relacionadas con la informática a otro tipo de ingenierías que nada tienen que ver con la titulación de Ing. (Tec.) Informática, y dejan a esta sin competencia alguna; debido en gran parte a las presiones que ejercen ciertos colegios profesionales.

Por cierto, desde Aula Joven realizaremos durante este curso una campaña sobre el EEES, que se llevará a cabo en toda España a través de FAEst, cuyo objetivo es informar a los estudiantes sobre lo que supone la implantación del EEES a la vez que se recogeremos sus propuestas para trasladarlas al Gobierno. Ya los cursos pasados desde Aula Joven realizamos una campaña similar tanto en centros universitarios, como de enseñanza secundaria, ya que es en estos últimos donde estudian quienes entrarán de lleno en el nuevo sistema, y que incluyó reparto de materiales informativos, así como charlas explicativas y de debate destinadas a los estudiantes y sus familias, y a los profesores, para dotar también a los docentes de información suficiente que sean capaces luego de transmitir a sus alumnos y las familias de los mismos.

No hay comentarios: