viernes, septiembre 29, 2006

Presupuestos educativos

En líneas generales cabe hacer una valoración positiva de los presupuestos para educación

La decisión del Ejecutivo de aumentar las partidas presupuestarias destinadas a educación, becas e investigación, es para alegrarse, a la vez que para animar al Gobierno a que no detenga esta política de avance social

El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, es positivo en lo que se refiere a la inversión en educación, becas e investigación, lo que conlleva un avance en los derechos sociales de los estudiantes. Este es el camino adecuado, puesto que no sólo bastaba con llevar adelante reformas legislativas, sino que era necesario un esfuerzo inversor, después de los años de descenso continuo del PP. Esta es la política presupuestaria que debe acompañar a las reformas educativas, aumentando de forma progresiva la confianza de la sociedad en su sistema educativo y en sus estudiantes, posibilitando que haya mejores medios, más medios, como supone el aumento del 26,1% de la partida educativa (505,43 millones de euros más).

En lo que se refiere a las becas, es un verdadero avance para la igualdad de oportunidades el hecho de que la subida en este apartado ascienda a un 19,9% (1.192 millones de euros). No obstante, el compromiso a alcanzar debe llegar hasta un 40 % de alumnos becados, demanda de la mayoría de los estudiantes.

También merece una valoración positiva las inversiones en educación infantil de 0 a 3 años, que aumenta en un 63 %, lo que refuerza la confianza en el sistema educativo público, así como la introducción de 95 millones de euros para programas de aprendizaje de inglés, aunque hay que lamentar que se destine gran parte de los presupuestos para infantil a los empresarios de los colegios privado-concertados y no a los colegios públicos que son en los que el Estado debe garantizar un sistema de calidad con equidad.

La apuesta por la investigación y por la situación de los jóvenes investigadores, materia ve aumentada su asignación a 1.607,70 millones de euros, una subida del 33%, es otro de los puntos a destacar.

No obstante, dicha inversión educativa no es aún suficiente y hay que seguir reivindicando un mayor aumento de los presupuestos educativos hasta alcanzar una inversión del 7% del PIB en educación, para poder tener un sistema de calidad, que nos sitúe a la cabeza de Europa en la materia y al que todos puedan acceder en igualdad de condiciones.

miércoles, septiembre 27, 2006

Informe de la OCDE

HACE FALTA MÁS INVERSIÓN PÚBLICA Y RESPONSABILIDAD DE LA PRIVADA PARA MEJORAR LA EDUCACIÓN

Recientemente se ha presentado el informe de la OCDE en el que se destaca la alta tasa de fracaso escolar y de las repeticiones en la enseñanza secundaria. Los datos desvelan que la inversión española en educación pasó del 4.6% de 1995 al 4.3 % de 2003 gobernando el PP

El Informe Education at a Glance 2006 se realizó con datos correspondientes al año 2003, con un Gobierno del PP. Esto demuestra que las denuncias constantes que realizábamos desde diferentes frentes en relación al deterioro y abandono de la inversión en educación y las repercusiones negativas que esto tendría en el conjunto del sistema educativo respondían a una realidad. Hoy hay que recordar estos datos como un fracaso de las políticas de apoyo a la privada y reducción de la inversión educativa que llevó a cabo el PP.

Durante todo el proceso de debate de la Ley Orgánica de Educación, LOE, se produjo un amplio debate sobre el estado de la educación en el país y las medidas legislativas, económicas y políticas necesarias para mejorar los indicadores del sistema, un debate que hay que recuperar para analizar los datos de la OCDE.

En la recientemente aprobada LOE vienen recogidas las medidas necesarias para reducir el fracaso escolar y aumentar el número de alumnos que alcanzan el éxito escolar, y lleva adjunta una memoria económica de 7000 millones de euros, lo que supone un importante aumento de la inversión en educación, pero aún insuficiente, más aún, si tenemos en cuenta que buena parte de dicha memoria económica va destinada a los empresarios de la privada-concertada. Lo que es necesario es que las CCAA, especialmente las gobernadas por el PP, ya que rechazaron la LOE, hagan frente al 42% de esos 7000 millones, porque es el compromiso adquirido con la inversión educativa.

Otro de los problemas analizados es el del equilibrio de la escolarización de los alumnos inmigrantes y con necesidades educativas especiales, para lo que la LOE establece las Comisiones de Garantías de Admisión y la responsabilidad de los centros educativos privados y concertados en esa escolarización. Estas medidas deben aplicarse, para que los centros públicos puedan afrontar el reto de la integración y de la atención de la diversidad en las mismas condiciones que la privada y la concertada.

En cuanto a las repeticiones, las medidas que recoge la LOE sobre este tema, donde los alumnos repetirán con cuatro asignaturas y se estudiará su repetición con tres, son positivas.

Repetir no es una medida que solucione nada en sí misma. Deben garantizarse medidas concretas que aseguren, en todos los centros sostenidos con fondos públicos, el cumplimiento del principio de atención a la diversidad en condiciones de equidad, enfatizando su importancia preventiva. Esto exigirá hacer hincapié en la acción tutorial, en la reducción de ratios, en la determinación de zonas de atención preferente, y un plan que aborde los problemas de convivencia en los centros.

En conclusión, los retos de la educación en España son conseguir que la educación sea considerada como una labor de toda la sociedad, aumentar la financiación de la enseñanza pública, y alcanzar la media de la UE en el número de alumnos que superen con éxito el Bachiller o un Grado de Formación Profesional. Para afrontarlos, es necesaria más inversión pública, en la línea ascendente de los dos últimos años, un compromiso responsable de la concertada y de la privada en la escolarización de los inmigrantes, más y mejores centros públicos, y el enfoque de los problemas del fracaso escolar y de las repeticiones de curso desde la necesaria atención a la diversidad, teniendo en cuenta que el fracaso escolar no lo es sólo de los alumnos, sino de todas las partes del sistema educativo.

Por último, destacar que Asturias tiene la mejor tasa de graduación del país en Secundaria Obligatoria, muy por encima de la de la UE, y está 12 puntos por encima de la tasa nacional en el porcentaje de titulación en el Bachillerato, además el 70% de los profesores asturianos participan cada año en el Plan de Formación del Profesorado, y de este porcentaje el 50% en planes de formación relacionados con las TIC. Aunque se ha desarrollado en Asturias una potente red telemática en torno al portal Educastur, que permite a los profesores desarrollar modelos pedagógicos a través de Internet , utilizar recursos educativos multimedia, etc; es más necesario que nunca apostar por el Software Libre como ha hecho el Gobierno de Extremadura para llevar a cabo un importante desarrollo de las nuevas tecnologías en toda la Administración especialmente en el área educativa, que permita a los alumnos asturianos disponer en sus casas y centros formativos de las mejores tecnologías informáticas, tal y como prometió en campaña electoral el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y no se puede retrasar más su puesta en marcha. Además se han puesto en funcionamiento en Asturias positivos planes de autoevaluación de los centros. Son motivos suficientes para estar orgullosos del sistema educativo de Asturias, y que nos deben animar para seguir mejorándolo día a día y lograr situarnos a la cabeza de la Unión Europea, ya que superamos los índices medios de calidad de España y Europa.