miércoles, junio 21, 2006

Más sobre el EEES y la reforma de las titulaciones

La estructura de las enseñanzas, el nuevo catálogo de titulaciones, tiene que elaborarse de acuerdo a criterios de racionalización. Muchos títulos, muchos nombres, no son garantía de tener la mejor organización.

El EEES supondrá un sistema flexible de titulaciones, atractivo y comparable, que promoverá grandes oportunidades para los estudiantes de formación y de trabajo, y una mayor competitividad internacional, es decir, sus objetivos son la formación integral de los alumnos y la homologación de las capacitaciones profesionales de los titulados. La reforma del mapa de titulaciones no es más que un requisito necesario para integrarse en el EEES, siendo los aspectos importantes y en los que debería centrarse el debate otros como:

· Los nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje. Con clases en las que el alumno será un sujeto activo, y no pasivo como en la actualidad. Clases prácticas, con trabajos en grupo, enfocadas a en lo que el alumno va a trabajar en su futuro. Tras los 3 primeros cursos de postgrados habrá un periodo de 3 a 12 meses durante el cual los estudiantes realizarán prácticas o proyectos relacionados con la realidad laboral de los profesionales con su titulación.

· La movilidad de estudiantes por toda Europa, lo que permitirá que los alumnos cursen los diferentes cursos de sus titulaciones en diferentes países garantizándoles la convalidación de las asignaturas aprobadas en el extranjero, realizando así sus estudios universitaros a la vez que aprenden otros idiomas y conocen otras culturas.

· La movilidad de profesionales, ya que una vez obtenidos los títulos universitarios, éstos tendrán la misma validez y las mismas atribuciones profesionales en España que en el resto de países del EEES”.


Todas las disciplinas y títulos actuales son válidas, y tienen que encontrar un espacio en los nuevos títulos de Grado, a través de la conformación de unos itinerarios que garanticen su presencia en el mismo Grado, sin perjuicio de la posterior especialización a través de los Másters. La flexibilidad que posibilita el Espacio Europeo tiene que ser aprovechada por el sistema plenamente, a través de una implantación de los títulos equilibrada. La autonomía universitaria tiene que hacer posible la conjunción de todos esos factores para que la nueva estructura recoja todas las enseñanzas actuales, adaptadas, renovadas, flexibles y homologables con Europa, unas enseñanzas que contribuyan a que el objetivo de formar ciudadanos y profesionales se cumpla.

La homologación con Europa posibilitará la libre circulación de los titulados y la movilidad ciudadana en el seno de un marco comparable y homologado de perfiles profesionales. Los nuevos títulos tienen que responder a estos perfiles, como lo hacen los actuales. Las nuevas enseñanzas no pueden dejar fuera del sistema ningún perfil profesional.

Los precios tanto para grado como para postgrado y doctorado deben de ser precios públicos, algo ya expresado por el Secretario de Estado de Universidades e Investigación, para facilitar el acceso de todos los españoles en igualdad de condiciones a la enseñanza superior independientemente de su nivel económico.


Los derechos adquiridos es algo que se debe tener claro. Cualquier titulado universitario que obtenga un título antes del proceso de Bolonia, es decir dentro del marco educativo actual, conservará las competencias así como atribuciones profesionales si las hubiera en su título durante toda la vida. Ese derecho no se perderá nunca, pero sin que ello establezca una discriminación en los derechos de quienes actualmente han obtenido un título universitario o lo obtendrán en fechas venideras y los que lo obtendrán tras la puesta en marcha del EEES. - Una tarea de todos: el reto de converger con Europa es una labor de la universidad y de la sociedad, y de muchas generaciones. La nuestra, la actual, tiene la responsabilidad de iniciar este cambio positivo. Por eso, los intereses colectivos y la amplitud de miras en pro del beneficio común se han de imponer a las posturas encorsetadas o a las visiones parciales.


No podemos cometer ahora los errores del pasado. Los nuevos títulos tienen que responder a las necesidades reales, sociales y de los estudiantes, tal como decía anteriormente. En ningún caso, el origen del nuevo mapa puede estar sujeto a los intereses parciales del profesorado de algunos departamentos, más preocupado por colocarse su carga docente y por mantener su estatus y cuotas de poder en las universidades, que de contribuir de forma activa a tener un sistema ágil y útil para los estudiantes y para la sociedad, de calidad y moderno. Con el nuevo mapa habrá más y mejores titulaciones, no se van a suprimir las actuales simplemente se van a reestructurar para hacerlas más flexibles y atractivas, en algunos casos se agruparán conocimientos básicos para luego realizar especializaciones.

En diferentes reuniones mantenidas con Salvador Ordóñez, hasta hace poco Secretario de Estado de Universidades y por tanto la persona que ha dirigido el proceso hasta hace dos meses, el responsable ministerial nos garantizó que nadie perderá atribuciones profesionales ya adquiridas, lo cual es un compromiso muy tranquilizador para los actuales titulados y los que de aquí hasta entonces se titulen.

Los estudiantes, entre tanto, esperamos un compromiso del Ministerio por el cual se garantice que ninguno de los títulos actuales tenga menor validez que la de su equivalente futuro, ya que de lo contrario una vez implantado el nuevo sistema podríamos encontrarnos con un mercado laboral con titulados de primera y de segunda, algo que preocupa especialmente a los alumnos de ingenierías técnicas para las cuales necesitamos se les garantice que tendrán las mismas atribuciones profesionales que su grado respectivo, dándoles a las ingenierías superiores dichas atribuciones además de un postgrado equivalente.

Incidir, además, en el caso de la titulación concreta de Ingeniería Informática e Ingeniería Técnica Informática, las cuales actualmente no tiene incomprensiblemente atribuciones profesionales, problema que le he trasladado al anterior Secretario de Estado, el cual se comprometió a abordarlo dándoles en el futuro a dichos titulados las atribuciones que les corresponden, esperemos que el recientemente nombrado Secretario de Estado haga suyo este compromiso. Un compromiso firme por parte del Ministerio para que dicho reconocimiento de atribuciones se tanto para los futuros titulados a través del EEES como para los titulados con el actual sistema, ya que de lo contrario se estaría perjudicando a más de 100.000 estudiantes de la titulación y a más de 80.000 profesionales con dicho título, lo que provocaría una gravísima crisis en el empleo de los actuales titulados.

Por último, cabe destacar otro compromiso adquirido con le Ministerio por el cual a través del grado(3-4 años) se obtendrán todas las atribuciones profesionales, siendo los postgrados, masters o menciones, especializaciones; de forma que nadie tendrá menos atribuciones por no cursar dichos postgrados. Además hemos obtenido el compromiso del Gobierno de que los postgrados y masters tendrán precios públicos, lo cual consideramos muy positivo pero que debe ir acompañado de otras medidas encaminadas a garantizar el acceso a los mismos de todos los estudiantes independientemente de su condición económica.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Así es, como bien dices, el problema es que muchos profesores manipulan a sus alumnos para no cambiar a un sistema con el que puedan perder su estatus personal en la universidad.

Anónimo dijo...

Dentro de unos años los que ahora hacen demagogia para oponerse sin razón alguna al EEES tendrán que agachar la cabeza. Mientras, otros podremos estar orgullosos de haber defendido la implantación del EEES, el pilar del sistema universitario del futuro, de un sistema moderno y de calidad.

Javier Martínez dijo...

Como comprenderas no voy a leer todo este tocho, pero bueno, para q veas q te firmo al final, ya leere... Javi

XM Carreira: Caixa do Mendinho dijo...

Yo creo que se etá discutiendo mucho de planes de estudios y de duración cuando en la realidad lo que fallan no son tanto los títulos y los planes como la docencia, que suele ser de muy mala calidad. Cambiar de planes sin cambiar la mentalidad de la gente es un mero cambio de nombres.

De hecho lo que me temo es que antes de Bolonia una carrera de 5 años salía a unos 900 euros por año, tras Bolonia iremos a 900 euros (o algo más) para los tres primeros y a 1500/1800 para los dos últimos cursos. La calidad no va a mejorar porque los profesores no van a cabiar y los alumnos son los mismos.

Anónimo dijo...

soy estudian de 1º de IT industrial especializada en mecanica, x como voy la carrera me la sacare en 5 años, y en medio de ocurre el cambio. con que titulación saldre?? con la de grado o con la de ingeniero tecnico?? ke alguien conteste, gracias

José Armas Montes dijo...

Hola, si estás estudiando Ing. Tec. Industrial, cuando termines saldrás con esa titulación, con las nuevos títulos de grado y postgrado saldrán los que empiecen con ellas cuando se implanten o los que se cambien de sistema. Espero haberte resuelto las dudas, muchas gracias por participar en el blog.

Un saludo:

José Armas

Anónimo dijo...

Hola soy licenciado en una universidad oficial pública británica, mi titulación exacta es: BA Hons Business Administration y actualmente ahora eso tiene poco o ningún valor académico en España. Acabe lo que yo traduzco por licenciatura (aunque solo estudie tres cursos academicos anuales, 6 semestres)en Junio de 2005 ¿como crees que me afectará estas nuevas medidas? ¿a que crees que equivaldrá mi titulación con la nueva normativa europea?
Espero me puedas ayudar y gracias

Anónimo dijo...

Que va a pasar con los estudios de la UNRD. Por lo general somos trabajadores que realizamos 2-3 asignaturas por curso y a la mayoría nos pillará el cambio en pañales. Desapareceran asignaturas que ya tengamos aprobadas?. Estos créditos, si son de asignaturas obligatorias nos los convalidarán por créditos de otras asignaturas obligatorias.... Estoy zurrada (con perdón), me esstá costando mucho sacrificio y también a mi familia para que luego no me sirva para nada.
Alguién me puede "tranquilizar",

Pepa

Anónimo dijo...

En el comentario anterior quise decir UNED.

Pepa

José Armas Montes dijo...

Hola, en primer lugar pedir disculpas por la tardanza en la respuesta, pero no pensé que se seguían escribiendo comentarios en este artículo de hace ya bastante tiempo.

Respecto a la persona de la titulación británica: en principio tal y como se plantean las cosas tu situación no cambiaría mucho, ya que lo que sí se equiparará serán las nuevas titulaciones tanto británicas como españolas adaptadas al EEES, cuando tu cursaste la carrera entiendo que aún no estaba adaptada al EEES por lo que no es tan fácil de equiparar a una española como lo serán las futuras carreras dentro del marco europeo. No obstante, hay muchas incógnitas aún sobre el desarrollo del futuro sistema universitario y las equiparaciones entre el mismo y el actual.

En cuanto a la estudiante de la UNED: el cambio no se va a producir de un día para otro, no van a implantar una titulación de golpe haciendo desaparecer su antecesora. Habrá un periodo de convivencia como cuando se cambiaban los planes de estudio en una de las titulaciones actuales. De todas maneras, úna de las cosas que el Ministerio aún no ha aclarado es si habrá cursos puente o como podrán los estudiantes del actual sistema que les coja con la carrera a medias pasarse al nuevo sistema de titulaciones.

Espero haber aclarado vuestras dudas.

Muchas gracias por leer y participar en mi blog. Un saludo:

José Armas