viernes, junio 30, 2006

El camino hacia la PAZ

Estamos en tiempos de esperanza, ayer, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el comienzo del diálogo del Gobierno con ETA para lograr la paz.

Tras 3 años sin ningún asesinato, en tiempos en los que prácticamente han desaparecido las acciones de los terroristas, y tras el anuncio por vez primera hace 3 meses de un alto el fuego permanente. Y poniendo 3 condiciones básicas para el proceso: no habrá negociación política alguna con los terroristas, se respetará escrupulosamente el marco legal y la Constitución, y siempre respetando la memoria de las víctimas.

Es lamentable, pero cierto, que por primera vez en la democracia, el Gobierno de España no cuente con el respaldo del principal grupo de la oposición en la lucha por la paz. En 1989 el Presidente socialista Felipe González, y en 1998-1999 el Presidente conservador José María Aznar, contaron con el apoyo incondicional de los líderes de la oposición.

Todos los partidos políticos, a excepción del PP, han mostrado su respaldo al Presidente del Gobierno en su lucha por la paz , incluso Batasuna(a la cual Zapatero le recordó que su único futuro político posible es la aceptación de la Ley de Partidos, lo que pasa por su refundación y la condena explícita de la violencia), presidentes de comunidades autónomas, sindicatos, patronal, presidentes de otros países de Europa, como el Primer Ministro británico, Tony Blair, el Presidente de Francia y colega del Partido Popular Europeo de Rajoy , Jacques Chirac; el alto representante para la Política Exterior de la UE, Javier Solana, y el propio Presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso, entre muchos otros.

Zapatero, hizo el anuncio en una de las salas de prensa del Congreso, en lugar de ante el Pleno, haciéndoles así un inmenso favor a los indignos diputados populares al ahorrarles tener que boicotear, ante la falta de argumento honrado alguno, la intervención del Presidente para anunciar el comienzo del diálogo para la paz, y nos ahorra a todos los españoles el triste recuerdo de tal circo en este importantísimo e histórico anuncio a los ciudadanos.

Inmensa vergüenza sentirán los líderes del PP y los ultraconservadores que les apoyan, cuando la historia les juzgue y tengan que agachar la cabeza ante la democracia, por haber puesto palos en las ruedas de los que buscábamos la paz, simplemente por sus egoístas y mezquinos intereses de hacer de la paz y de las víctimas del terrorismo un arma electoral. No les importa a los ultraderechistas del PP cuestionar derecho ciudadano alguno con tal de atacar a un gobierno legítimo respaldado por la inmensa mayoría de los españoles, no se les cayeron los anillos por oponerse radicalmente a que los homosexuales tengan los mismo derechos que el resto de ciudadanos(de hecho aún mantienen un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que se los reconoce) alegando que destruiría las familias españolas lo que hoy ya está demostrado que no era más que una burda mentira y que las familias españolas gozan de más salud que nunca, ni se les cayeron los anillos al no aceptar la rotunda decisión de los ciudadanos catalanes para avanzar en la mejora de sus competencias amenazando con la ruptura de España, en la cual ahora todos nos sentimos más integrados y por tanto España está ahora más unida y fuerte que nunca, y tristemente no se les caen los anillos al utilizar a parte de las víctimas del terrorismo como arma política y toda su artillería para que no sea Zapatero el Presidente que lidere la llegada de la paz.

La inmensa presión policial y judicial que ETA ha sufrido estos últimos años en los que se ha detenido más terroristas que nunca, ha llevado a replantearse sus estrategias a la banda terrorista ya que muchos de ellos y gran parte de las bases de Batasuna se han dado cuenta de que el terror no les permitirá alcanzar sus objetivos y solo les llevará a la cárcel y la repudia social.

Comienza el camino hacia la paz, que no será fácil, pero por el cual merece la pena luchar, por esa paz que tanto ansiamos todos los españoles y con la que tanto hemos soñado, y no cesaremos en nuestro empeño a pesar de los palos del Partido Popular, porque el día de mañana mientras algunos tengan que sentir vergüenza ante el resto de la sociedad por haber puesto tantos obstáculos en la senda de la paz(muchos de ellos los mismos que ahora se avergüenzan y no se atreven a reconocer que en su momento apoyaron al dictador y genocida Francisco Franco, que tantos miles de familias españolas destrozo con asesinatos, tortura y cruel represión); otros orgullosos podremos decir que siempre luchamos por la paz gobernase quien gobernase, que siempre defendimos la PAZ y la DEMOCRACIA.

domingo, junio 25, 2006

PP y PSOE meten la pata juntos

El Congreso aprobó el pasado 22 de junio, la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, con los votos entre otros de PSOE y PP. El Congreso tenía dos opciones: aprobar una reforma legal que salvaguardase los derechos de los autores, pero permitiendo a la vez el fácil acceso a la cultura de los usuarios y respetando los derechos de los mismos; o ceder ante las presiones de las sociedades de gestión de derechos de autor (SGAE,...), las multimillonarias productoras, etc. Lamentablemente nuestros diputados se han decantado por la segunda opción, para violar y reducir los derechos de los usuarios en favor de las grandes fortunas de estas sociedades y las discográficas, para ello sí se han puesto de acuerdo el PSOE y el PP(según fuentes de la negociación, los diputados y senadores han recibido muchas presiones de dichas sociedades).


¿Alguien vería normal que cuando comprase un coche le cobrasen una multa por si en el futuro se le ocurre cometer una infracción de tráfico con dicho coche, sin que ello le libre de volver a pagarla en el futuro si realmente la comete? Pues eso es lo que nos va a ocurrir a partir de ahora cuando compremos cualquier soporte digital, ya sea un CD o incluso un MP3. Nos cobrarán una multa anticipada a la que ellos llaman “canon”(suena mejor ante sus votantes), por si se nos ocurriese por ejemplo hacer copia de un CD de algún grupo de música; ni siquiera la podemos escuchar a través del MP3, un soporte donde podemos escuchar exclusivamente la música que nosotros le introducimos por lo que legalmente sólo podríamos escuchar canciones nuestras... ¿Es que a caso no compramos cada uno de nosotros decenas de CDs para grabar las fotos de nuestras vacaciones, hacer copias de seguridad de archivos de nuestros ordenadores, etc? Pues cada vez que compremos un soporte digital con este legítimo fin, tendremos que pagar una multa (la que ellos llaman “canon”) como si lo fuésemos a usar para cometer un delito.


Algunos ejemplos de la cuantía del “canon” son: hasta 200€ en las fotocopiadoras, en los casetes 0,18€ por cada hora de capacidad de grabación, y para las cintas de vídeo 0,30€ por hora. En el texto, la Administración ya adelanta algunos criterios (0,6€ un CD), y deja claro que siempre será ella quien fije las tarifas.


Nuestros diputados y senadores han preferido obedecer a los usureros de la SGAE (cuyos responsables solo se preocupan de aumentar año tras año sus multimillonarias ganancias, y pedían insistentemente la ampliación del “canon”), que tener en cuenta las más de 100.000 firmas de usuarios que pedían la abolición del “canon” llegadas al Senado.


Incluso hicieron caso omiso del informe que el Ministerio de Industria solicitó a una comisión de expertos. "El canon de copia privada es un sistema manifiestamente ineficaz e imperfecto", fue el análisis rotundo de la Comisión Asesora de la Sociedad de la Información, la cual dirigía uno de los mayores expertos en la materia del mundo, el catedrático Manuel Castells. La Comisión concluyó que el canon es "injusto e indiscriminado, no frena la piratería y nos hace responsables a todos de ella", y se quejó de que se tienda a "mezclar y confundir" la copia privada con la piratería y subrayaba: "Lo más razonable sería la supresión pura y simple del canon". En palabras de Castells: "El canon puede afectar seriamente al desarrollo de la sociedad de la información. Lo que queremos es abrir un debate sobre cómo gestionar los derechos de autor en un mundo digital, y no medieval", refrendando su tesis con los siguientes datos: los ingresos de las entidades de gestión por copia privada pasaron de 31 a 114 millones de euros entre 2002 y 2004, lo que supone un incremento del 267%, mientras que en Europa la cifra rondó el 85%. Los datos, por tanto, hablan por si mismos, del gran engaño de la SGAE y los suyos, y dejan claro que no hay argumento objetivo para justificar tan injusto "canon" el cual simplemente responde a la vista también del informe de los expertos a los intereses lucrativos de las multimillonarias sociedades de gestión de derechos de autor.


Las nuevas tecnologías de la comunicación y la cultura multiplican las oportunidades para creadores y productores culturales, a la vez que las de los usuarios, pero nadie debe pisar los derechos de nadie, y mucho menos con el amparo del Congreso y el Senado, he aquí el error que han cometido en esta ocasión nuestros políticos al ponerse del lado de los poderosos, de los multimillonarios, en lugar de garantizar los derechos de los modestos usuarios.

miércoles, junio 21, 2006

Más sobre el EEES y la reforma de las titulaciones

La estructura de las enseñanzas, el nuevo catálogo de titulaciones, tiene que elaborarse de acuerdo a criterios de racionalización. Muchos títulos, muchos nombres, no son garantía de tener la mejor organización.

El EEES supondrá un sistema flexible de titulaciones, atractivo y comparable, que promoverá grandes oportunidades para los estudiantes de formación y de trabajo, y una mayor competitividad internacional, es decir, sus objetivos son la formación integral de los alumnos y la homologación de las capacitaciones profesionales de los titulados. La reforma del mapa de titulaciones no es más que un requisito necesario para integrarse en el EEES, siendo los aspectos importantes y en los que debería centrarse el debate otros como:

· Los nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje. Con clases en las que el alumno será un sujeto activo, y no pasivo como en la actualidad. Clases prácticas, con trabajos en grupo, enfocadas a en lo que el alumno va a trabajar en su futuro. Tras los 3 primeros cursos de postgrados habrá un periodo de 3 a 12 meses durante el cual los estudiantes realizarán prácticas o proyectos relacionados con la realidad laboral de los profesionales con su titulación.

· La movilidad de estudiantes por toda Europa, lo que permitirá que los alumnos cursen los diferentes cursos de sus titulaciones en diferentes países garantizándoles la convalidación de las asignaturas aprobadas en el extranjero, realizando así sus estudios universitaros a la vez que aprenden otros idiomas y conocen otras culturas.

· La movilidad de profesionales, ya que una vez obtenidos los títulos universitarios, éstos tendrán la misma validez y las mismas atribuciones profesionales en España que en el resto de países del EEES”.


Todas las disciplinas y títulos actuales son válidas, y tienen que encontrar un espacio en los nuevos títulos de Grado, a través de la conformación de unos itinerarios que garanticen su presencia en el mismo Grado, sin perjuicio de la posterior especialización a través de los Másters. La flexibilidad que posibilita el Espacio Europeo tiene que ser aprovechada por el sistema plenamente, a través de una implantación de los títulos equilibrada. La autonomía universitaria tiene que hacer posible la conjunción de todos esos factores para que la nueva estructura recoja todas las enseñanzas actuales, adaptadas, renovadas, flexibles y homologables con Europa, unas enseñanzas que contribuyan a que el objetivo de formar ciudadanos y profesionales se cumpla.

La homologación con Europa posibilitará la libre circulación de los titulados y la movilidad ciudadana en el seno de un marco comparable y homologado de perfiles profesionales. Los nuevos títulos tienen que responder a estos perfiles, como lo hacen los actuales. Las nuevas enseñanzas no pueden dejar fuera del sistema ningún perfil profesional.

Los precios tanto para grado como para postgrado y doctorado deben de ser precios públicos, algo ya expresado por el Secretario de Estado de Universidades e Investigación, para facilitar el acceso de todos los españoles en igualdad de condiciones a la enseñanza superior independientemente de su nivel económico.


Los derechos adquiridos es algo que se debe tener claro. Cualquier titulado universitario que obtenga un título antes del proceso de Bolonia, es decir dentro del marco educativo actual, conservará las competencias así como atribuciones profesionales si las hubiera en su título durante toda la vida. Ese derecho no se perderá nunca, pero sin que ello establezca una discriminación en los derechos de quienes actualmente han obtenido un título universitario o lo obtendrán en fechas venideras y los que lo obtendrán tras la puesta en marcha del EEES. - Una tarea de todos: el reto de converger con Europa es una labor de la universidad y de la sociedad, y de muchas generaciones. La nuestra, la actual, tiene la responsabilidad de iniciar este cambio positivo. Por eso, los intereses colectivos y la amplitud de miras en pro del beneficio común se han de imponer a las posturas encorsetadas o a las visiones parciales.


No podemos cometer ahora los errores del pasado. Los nuevos títulos tienen que responder a las necesidades reales, sociales y de los estudiantes, tal como decía anteriormente. En ningún caso, el origen del nuevo mapa puede estar sujeto a los intereses parciales del profesorado de algunos departamentos, más preocupado por colocarse su carga docente y por mantener su estatus y cuotas de poder en las universidades, que de contribuir de forma activa a tener un sistema ágil y útil para los estudiantes y para la sociedad, de calidad y moderno. Con el nuevo mapa habrá más y mejores titulaciones, no se van a suprimir las actuales simplemente se van a reestructurar para hacerlas más flexibles y atractivas, en algunos casos se agruparán conocimientos básicos para luego realizar especializaciones.

En diferentes reuniones mantenidas con Salvador Ordóñez, hasta hace poco Secretario de Estado de Universidades y por tanto la persona que ha dirigido el proceso hasta hace dos meses, el responsable ministerial nos garantizó que nadie perderá atribuciones profesionales ya adquiridas, lo cual es un compromiso muy tranquilizador para los actuales titulados y los que de aquí hasta entonces se titulen.

Los estudiantes, entre tanto, esperamos un compromiso del Ministerio por el cual se garantice que ninguno de los títulos actuales tenga menor validez que la de su equivalente futuro, ya que de lo contrario una vez implantado el nuevo sistema podríamos encontrarnos con un mercado laboral con titulados de primera y de segunda, algo que preocupa especialmente a los alumnos de ingenierías técnicas para las cuales necesitamos se les garantice que tendrán las mismas atribuciones profesionales que su grado respectivo, dándoles a las ingenierías superiores dichas atribuciones además de un postgrado equivalente.

Incidir, además, en el caso de la titulación concreta de Ingeniería Informática e Ingeniería Técnica Informática, las cuales actualmente no tiene incomprensiblemente atribuciones profesionales, problema que le he trasladado al anterior Secretario de Estado, el cual se comprometió a abordarlo dándoles en el futuro a dichos titulados las atribuciones que les corresponden, esperemos que el recientemente nombrado Secretario de Estado haga suyo este compromiso. Un compromiso firme por parte del Ministerio para que dicho reconocimiento de atribuciones se tanto para los futuros titulados a través del EEES como para los titulados con el actual sistema, ya que de lo contrario se estaría perjudicando a más de 100.000 estudiantes de la titulación y a más de 80.000 profesionales con dicho título, lo que provocaría una gravísima crisis en el empleo de los actuales titulados.

Por último, cabe destacar otro compromiso adquirido con le Ministerio por el cual a través del grado(3-4 años) se obtendrán todas las atribuciones profesionales, siendo los postgrados, masters o menciones, especializaciones; de forma que nadie tendrá menos atribuciones por no cursar dichos postgrados. Además hemos obtenido el compromiso del Gobierno de que los postgrados y masters tendrán precios públicos, lo cual consideramos muy positivo pero que debe ir acompañado de otras medidas encaminadas a garantizar el acceso a los mismos de todos los estudiantes independientemente de su condición económica.

El Espacio Europeo de Educación Superior

El proceso de construcción del EEES prevé la adopción de un sistema flexible de titulaciones, comprensible y comparable, que promueva oportunidades de trabajo para los estudiantes y una mayor competitividad internacional del Sistema de Educación Superior Europeo; es decir, sus objetivos son la formación integral de los alumnos y la homologación de las capacitaciones profesionales de los titulados a nivel internacional.



La adaptación del sistema universitario español al Espacio Europeo de Educación Superior requiere de un impulso de cambio en las universidades, un cambio en el modelo de universidad, que busque la calidad con equidad, que apueste por un nuevo modelo de gestión, y por una nueva concepción de la enseñanza, que sea flexible, centrada en el alumno, que garantice su formación crítica y profesional, que refuerce la igualdad de oportunidades y que revierta en el crecimiento productivo del país.


Esta adaptación contiene uno de sus pilares en la nueva estructura de las enseñanzas, desarrollada a través de los Reales Decretos de Grado y Postgrado.

Esta nueva configuración de las enseñazas conlleva la elaboración de un nuevo mapa de titulaciones, que sea homologable con Europa, flexible y atractivo.

El nuevo catálogo de titulaciones no lo decidirá el Consejo de Coordinación Universitaria del que salieron en su día las filtraciones a los medios de comunicación, ya que el CCU es simplemente un órgano asesor cuyas decisiones NO son vinculantes.

La adaptación europea de la universidad española y el nuevo mapa de las titulaciones tiene que llevarse a cabo con debate y consenso, como ha expresado el Secretario de Estado de Universidades e Investigación.

Cabe, por tanto, animar a todos a los estudiantes universitarios a que participen en este proceso de forma constructiva y a que presenten de forma directa al Gobierno sus inquietudes y propuestas, para que el proceso empiece a completarse con éxito y la nueva universidad nazca con el consenso y la participación de los estudiantes y de toda la comunidad universitaria.

Ahora nos toca opinar a nosotros, los y las estudiantes. No podemos callarnos. Quieren escucharnos y debemos responder a este llamamiento con propuestas concretas.

Los estudiantes no compartimos las filtraciones interesadas de algunos miembros de las Subcomisiones, porque queremos conocer las propuestas del Consejo de Coordinación Universitaria directamente, no manipulaciones a través los periódicos. Pedimos la palabra y queremos debatir de tú a tú.

Tenemos que contribuir al cambio en el modelo universitario, y a que la racionalización del mapa de titulaciones sea un fruto de todos, porque todos podemos decir qué queremos hacer, y cómo queremos hacerlo.

Retirada de los símbolos religiosos de las escuelas

Aula Joven continuará en Asturias la campaña que la Federación de Asociaciones de Estudiantes de España lanzó en la edición de AULA 2006, una campaña de recogida de firmas solicitando la retirada de los símbolos religiosos de las aulas

Aula Joven recogerá firmas para evitar la discriminación de alumnos por su religión
Aula Joven continuará en Asturias la campaña que la Federación de Asociaciones de Estudiantes de España lanzó en la edición de AULA 2006, una campaña de recogida de firmas solicitando la retirada de los símbolos religiosos de las aulas.
La campaña de recogida de firmas comenzó en la edición del Salón Internacional del Estudiante y de la Oferta Educativa, con el propósito de solicitar al MEC que dicte una Orden ministerial por la que las aulas de los centros sostenidos con fondos públicos procedan a retirar todo símbolo religioso instalado en su mobiliario u espacios físicos.
Esta campaña continuará ahora por toda España a través de las diferentes asociaciones de las Comunidades Autónomas que pertenecen a la Federación de Asociaciones de Estudiantes de España. Se pretende sensibilizar a los estudiantes y a los poderes públicos sobre la necesaria aplicación de la aconfesionalidad del Estado, y por tanto de la neutralidad que tiene que haber en espacios públicos como son las aulas de los centros que se sostienen con el dinero de todos, con los Presupuestos Generales del Estado.
´La Constitución española deja bien claro en su artículo 16.3 que ninguna confesión tiene carácter estatal, y por ello ningún símbolo religioso tiene cabida en las aulas de los institutos, escuelas y colegios´.
Las firmas se entregarán a la Ministra de Educación y Ciencia, y se le solicitará que este Departamento emita una Orden ministerial donde se ordene la retirada de todo símbolo religioso.

Entrevista publicada por la revista Fusión en Septiembre de 2005

JOSE ARMAS MONTES

Presidente de Aula Joven

Por una enseñanza pública de calidad

Pertenece a la generación de jóvenes que pisan fuerte y exigen a las Administraciones Autonómicas que apuesten por una educación pública fuerte y solvente.

Texto y foto: Lupercio González

José Armas es una persona inquieta, vital, que necesita ponerse retos en su trabajo. Este estudiante de informática de la Universidad de Oviedo entró a formar parte de Aula Joven cuando estudiaba en el instituto. El pasado mes de mayo y durante el tercer congreso de esta organización, sus compañeros le han elegido como su representante. Además de ser presidente de Aula Joven en Asturias, es miembro de la Coordinadora Federal de FAEst (Federación de Asociaciones de Estudiantes de España)

-¿Aula Joven es un proyecto para la unidad estudiantil?

-Aula Joven es una organización que ha cumplido tres años. Nació cuando empezó la reforma educativa del gobierno del PP con la Ley de Calidad, la LOU. Hasta ese momento no existía una organización que agrupase estudiantes universitarios, estudiantes de enseñanzas medias y de formación profesional, es decir, cualquiera que quiera defender una educación pública y de calidad para todos y todas. Estos son nuestros principios y nuestros objetivos. Desde entonces hemos trabajado contra las reformas que el PP nos quiso imponer, porque nos parecían que eran un ataque a la educación pública. En aquel momento no podíamos tener un diálogo con el gobierno, porque no querían negociar aquella reforma educativa que se impuso a través de una mayoría absoluta parlamentaria. Ahora, cuando se ha producido el cambio de gobierno, se ha abierto ese período de diálogo que nos ha permitido volver a transmitir esas propuestas al igual que lo pueden hacer los profesores, los rectores o cualquier miembro de la comunidad educativa, y conseguir una negociación de las diferentes partes.


-¿Qué vínculos tiene Aula Joven con otras organizaciones a nivel estatal?
-Aula Joven pertenece a la Federación de Asociaciones de Estudiantes de España (FAEst) que aglutina a las diferentes organizaciones autonómicas y que en cada lugar se llaman de una forma. Esta Federación representa a todos los estudiantes de España, eso es lo que nos da fuerza para poder negociar con el Ministerio o con el Secretario de Estado ya que somos la única organización que aglutina todo el grueso de estudiantes y la que mayor representación tiene. Dentro de la Universidad es donde mejor se puede hacer una política educativa. Los estudiantes tenemos más capacidad de decisión y de gobierno, debido al sistema que tiene, en cuyos órganos participan los estudiantes. Aula Joven, gracias al trabajo de estos años en la defensa de los valores de una enseñanza pública y en temas concretos de la Universidad, ha obtenido la confianza del grueso de los alumnos y es la organización con más representantes en la Universidad de Oviedo.

"Dentro de la Universidad es donde mejor se puede hacer una política educativa, donde los estudiantes tenemos más capacidad de decisión y de gobierno."


-Cuando Zapatero subió al poder apostó fuertemente por la gente joven. ¿El talante del nuevo gobierno es más favorable a que esa reforma se lleve a efecto?

-Está claro que han cambiado radicalmente las cosas. Hemos pasado de una época en la que el gobierno del PP, sin consultar con ningún agente de la comunidad universitaria, impuso dos leyes: una la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza y otra la Ley Orgánica de Universidades. Lo hizo con mayoría absoluta parlamentaria pero sin haber negociado con los estudiantes, ni haberlo hablado con los profesores porque sabía que su reforma iba a ser totalmente rechazada, ya que beneficiaba a la enseñanza privada. De hecho se vio luego cómo más de la mitad de la financiación iba destinada a colegios privados y no a la enseñanza pública, que es la que potencia el Estado. Ahora mismo hemos cambiado de gobierno y desde marzo hemos tenido numerosas reuniones tanto con la Ministra, como con el Secretario de Estado y otras autoridades del gobierno.


-¿Qué temas están sobre la mesa?

-Por un lado, la paralización del calendario de la LOE. Por otra parte hemos estado trabajando sobre el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación para sustituir a la Ley de Calidad, y hemos mantenido numerosas reuniones para fijar nuestras propuestas de cara a negociarlas con el Gobierno. Estas negociaciones son, tanto para el espacio europeo de educación superior como para la reforma de la ley orgánica de universidades, el futuro Estatuto de derechos y deberes del estudiante que Zapatero se comprometió a crear. También se va a poner en marcha un órgano oficial que representa a los estudiantes a nivel estatal: será el Consejo Nacional de Estudiantes. Una vez acordado todo esto, nos juntamos en Alicante, y transmitimos todas nuestras propuestas al Secretario del Estado. Nosotros siempre pediremos más de lo que nos van a dar, pero está claro que con el cambio de gobierno la mejora ha sido radical. Lo que no se puede es entrar en el cinismo que tienen ahora los Consejeros de Educación del PP. Estos señores, cuando gobernaron, destinaron la mayor parte de la financiación, -sobre un 60 ó 70%-, a la educación privada. Ahora se invierte en educación pública 10 veces más de lo que se invertía con el PP. Lo que no pueden hacer es levantarse de la mesa diciendo que se marchan porque no se invierte en Educación. Es de un cinismo radical.


-¿Quieres decir que se hacía discriminación?

-A los estudiantes con más dificultades los diversificaban en varios itinerarios, algunos abocados al fracaso escolar y tras él, un fracaso social y laboral. Querían expulsar del sistema educativo a estos estudiantes y así no se soluciona el fracaso. Lo que hay que hacer es apoyar a los estudiantes con más problemas de aprendizaje invirtiendo en profesores de apoyo, invirtiendo en reducir el ratio alumnos-profesor, etc. Una de nuestras exigencias es que se priorice el nivel de renta. No soy partidario de que se den becas teniendo en cuenta únicamente el nivel académico porque eso puede llevar a la paradoja de que reciba becas, por ejemplo, el hijo de Botín. No es justo que mientras estudiantes se quedan fuera porque no tienen suficiente nivel económico para mantenerse en una universidad, las becas vayan destinadas a estos señores. Las becas tienen que darse a las personas con mayores necesidades económicas, teniendo en cuenta el rendimiento académico, pero priorizando el nivel económico. Hay casos en la Universidad de Oviedo de gente que consigue empezar , pero al segundo año lo tienen que dejar porque supone un gasto elevadísimo.
"Hemos venido trabajando contra las reformas que el PP nos quiso imponer porque nos parecían que eran un ataque a la educación pública."


-¿Cómo se plantea actuar Aula Joven cara al futuro?

-Dentro del ámbito asturiano a través de la Universidad y la Consejería de Educación y en ámbitos no universitarios, lo que tenemos que hacer es defender los intereses de los estudiantes asturianos, en temas como el de los conciertos, en donde vemos cómo la Consejería ha intentado avanzar en la inversión en enseñanza pública, no en inversión a empresas privadas que hacen negocio a través de la Educación. A través de la Universidad vamos a luchar en el día a día para conseguir los objetivos, puesto que muchos de nuestros miembros están en órganos de gobierno en la Universidad, desde el Consejo de Estudiantes a otros órganos. Tenemos que seguir avanzando para mejorar el transporte universitario, los comedores universitarios, la calidad docente de nuestra Universidad. Y seguir avanzando también en temas puntuales, como problemas que puedan surgir en una facultad, o con los profesores, y ahí está Aula Joven para defender los derechos del estudiante. Todos sabemos que como en la Universidad hay muchos intereses por parte del profesorado, del personal administrativo y de servicios, los estudiantes necesitamos hacer una fuerte presión.


-¿Dentro del campo de la enseñanza los jóvenes tienen que buscarse su propio espacio político?

-Una de las cosas que intentó el Partido Popular en su día, cuando sacó la reforma de la Ley de Calidad y se hicieron aquellas movilizaciones masivas de estudiantes que acudían a Madrid a protestar contra estas leyes, era desprestigiar la imagen de los estudiantes. Decían que lo que no queríamos era estudiar, que éramos un grupo de vagos. Yo creo que los estudiantes somos los suficientemente maduros para saber qué es lo que queremos y para poder dar una opinión seria y adecuada a la situación que estamos viviendo. Realmente sabemos plantear nuestras propuestas y negociarlas con las autoridades pertinentes. Es bueno que los estudiantes participen en esos cambios desde el instituto. Que participen en temas de su facultad, que aborden los problemas con un profesor, o los problemas con el transporte. En la Universidad tienen muchas más posibilidades de conseguir cosas porque existen una serie de órganos y en todos ellos están representados los estudiantes que, aunque no tengamos todo el poder o todos los representantes que creemos que nos corresponderían, sí hay un cupo para hacernos escuchar y hacer presión.


-¿Realmente se pueden cambiar las cosas? ¿Merece la pena el esfuerzo?

-Se puede. A veces, los estudiantes lo ven difícil o lejano, pero es posible. De hecho han variado muchas cosas en la Universidad. Hace cinco años no existía el Consejo de Estudiantes. En aquel momento había un grupo de estudiantes que reivindicábamos una Universidad más plural, más democrática. Juan Vázquez se había comprometido en su momento a crear ese órgano que hoy en día es una realidad. Es un órgano que recibe financiación propia y que está gestionado única y exclusivamente por los estudiantes. De él depende un espacio solidario de la Universidad y una serie de órganos estudiantiles que se encargan de resolver desde cuestiones de transporte hasta de la calidad docente. A él pertenecen representantes de todas las facultades y de todas las escuelas universitarias. Son los estudiantes los que deciden lo que quieren hacer, cómo lo quieren hacer, y lo llevan a cabo. ∆